Inicio Salud Impacto de la dieta sobre el sistema inmunológico

Impacto de la dieta sobre el sistema inmunológico

5 Minutos
2
9

Desde que somos niños se nos ha explicado por qué debemos llevar una buena alimentación, con comidas balanceadas y nutritivas, dejando de lado la “comida chatarra” para poder crecer sanos y fuertes. 

Es un hecho que la dieta está estrechamente relacionada con nuestro sistema inmunológico, pero ¿cómo sé que mi dieta está impactando de manera positiva a mi cuerpo? En este artículo se explicará brevemente cómo es que una dieta equilibrada tiene un efecto positivo en nuestro sistema inmunológico. 

El sistema inmunológico es el encargado de la protección ante agentes patógenos como virus, bacterias, parásitos y hongos. La primera línea de defensa está constituida por mecanismos pasivos entre los que encontramos; las barreras físicas como la piel y la mucosa (ya sea nasal o intestinal); las barreras químicas como las secreciones ácidas de nuestro estómago; y la flora intestinal. Una vez que el agente patógeno ha atravesado la primera barrera de protección, el sistema inmune pone en marcha mecanismos de defensa activa. 1

La nutrición es un componente importante y determinante de la respuesta inmune, se han identificado varios factores dietéticos que afectan la respuesta inmunológica de nuestro organismo, según indican los resultados de diversas investigaciones. De modo que, una mala alimentación (o una dieta desequilibrada) tiene una influencia negativa en la actividad inmunológica. 2

Una persona con una dieta desequilibrada, que no consume frutas y verduras habitualmente, no mide sus porciones, come demasiados alimentos fritos, no bebe agua y consume muchos azúcares refinados, presenta un mayor riesgo para el desarrollo de enfermedades. Cabe destacar que las personas que padecen obesidad tienen aún mayor posibilidad de contraer infecciones y desarrollar enfermedades cardiacas. 

Se sospecha que las dietas ricas en grasa reducen la respuesta inmunológica, aumentando así el riesgo de infecciones. Por lo tanto, si se reduce el contenido de grasa en la dieta, la actividad inmunológica aumenta. Hay que tener en cuenta que no solo es importante la cantidad que ingerimos, sino que también lo es la procedencia y calidad de las grasas que introducimos en nuestra dieta diaria. 3

El mantenimiento del sistema inmunológico también requiere de un consumo constante de vitaminas y minerales. Debemos asegurarnos de seguir una dieta equilibrada, la cual debe incluir consumo de frutas y verduras, alimentos de origen animal (pollo, pescado, carne de res) y beber la cantidad adecuada de agua.

Univ. Alaníz Vásquez Gabriela
Colaborador de Publicaciones Médicas | Lic. En Químico Biólogo Clínico

Bibliografía 

  1. Nutrientes e inmunidad. Aulamedica.es. (2016). Retrieved 6 October 2020, from http://www.aulamedica.es/nutricionclinicamedicina/pdf/5034.pdf
  2. La estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario. Seom.org. (2014). Retrieved 6 October 2020, from https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/infopublico/publicaciones/sop
  3.  Nutricion y sistema inmune. (2015). [Ebook] (29th ed.). Retrieved 8 October 2020, from http://www.ucm.edu.co/covid-19/wp-content/uploads/2020/05/nutricion-y-sistema-inmunitario.pdf.

Leave your vote

Cargar mas articulos relacionados
Cargar mas de ACEM UNISON
Cargar mas de Salud

2 Comentarios

  1. Guadalupe Tanori

    noviembre 6, 2020 en 7:46 pm

    Muchas gracias, excelente información !!

    Responder

  2. Frida

    noviembre 7, 2020 en 7:09 pm

    muy interesante !!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Microbiota intestinal: ¿Existen los microbios buenos?

Normalmente, cuando escuchamos la palabra “microbios” lo relacionamos con contaminación, s…