in

“Belleza comestible” para el cuidado de la piel

Propiedad Laura Osoyo
Propiedad Laura Osoyo

Cuando se trata de belleza natural, las almendras encajan perfectamente. Una nueva investigación muestra que las almendras pueden ayudar a mejorar la apariencia de las arrugas faciales y el tono de la piel.1

Los snacks que consumes pueden reducir las arrugas. Y más.

Una investigación reciente de la Universidad de California, Davis (UC Davis) sugiere que el consumo de almendras pueden ofrecer más de un beneficio para la piel.

Este segundo estudio sobre almendras y arrugas se realizó bajo la dirección del Dr. Raja Sivamani, dermatólogo de la Universidad de California en Davis. El estudio investigó específicamente el impacto del consumo de snacks diarios de almendras en las arrugas faciales y la pigmentación general de la piel en mujeres postmenopáusicas.1
¿Cómo las almendras pueden reducir tus arrugas y ayudar a tu tono de piel?

Estos son los hallazgos que los investigadores encontraron:

Participantes del estudio:

49 mujeres menopáusicas saludables con tipos de piel I ó II en la escala de Fitzpatrick (que se caracteriza por una mayor tendencia a quemarse con la exposición solar) que completaron el estudio

Diseño del Estudio

Las participantes fueron asignadas aleatoriamente a uno de los dos grupos. Uno: en el grupo de intervención, las mujeres comieron almendras como snack, lo que representó 20% de su consumo calórico diario total, o 340 calorías por día en promedio (alrededor de 60 gramos). Dos: en el grupo de control, las mujeres comieron un snack, que también representó 20% de sus calorías (una barra de higos, una barra de granola o pretzels); además de estos snacks, las participantes comieron dietas regulares sin agregar nueces o productos que las contuvieran.

Resultados del estudio:

Las evaluaciones dermatológicas se realizaron el inicio del estudio, en la semana 8, en la semana 16 y en la semana 24. En cada una de estas visitas, se evaluaron arrugas faciales e intensidad de pigmentación del rostro mediante el uso de imagen facial de alta resolución, así como modelado y medición facial en 3D. La hidratación de la piel, la pérdida de agua transepidérmica (PATE) y la secreción de sebo también se evaluaron.

Propiedad Laura Osoyo
Propiedad Laura Osoyo

Los investigadores hallaron una reducción estadísticamente significativa en la severidad de las arrugas y en la intensidad general de la pigmentación facial, que se refiere a la desigualdad en el tono de la piel – en el grupo que consumió almendras después de los 6 meses:

La severidad de las arrugas disminuyó 16%
La intensidad del pigmento de la piel disminuyó 20%

El futuro de las almendras y la salud de la piel

Estos hallazgos son prometedores y nos dejan ansiosos por una mayor investigación. Se prevé realizar más investigaciones para seguir investigando el papel de las almendras en otras áreas de la salud de la piel.

Nutrimentos indispensables que complementan la rutina de cuidado de tu piel.

Cuando se habla de nutrición, las almendras entregan 6 gramos de proteina vegetal, 4 gramos de fibra y multiples vitaminas y minerales indispensables. Si la nutrición inteligente se ve tan bien como se siente, las almendras podrían ser la más deliciosa adición a la rutina de cuidado de la piel.

Esto es lo que recibes al consumir un puñado de almendras – 60 gramos aproximadamente. (¡¡Las participantes del estudio consumieron dos puñados por lo que obtuvieron todos los beneficios por partida doble!!)

“ Los alimentos como forma de promover la salud de la piel...representan un area de investigacion cientifca que crece cada vez mas. Las almendras son una opcion inteligente para una buena nutricion general. Y, tal como se vio en este estudio, las almendras pueden ser un prometedor alimento que, cuando se incluye como parte de una dieta saludable, permite desacelerar el envejecimiento, en especial entre mujeres postmenopausicas.
Dr. Sivamani

Estudio de un vistazo:

El estudio: Mujeres postmenopáusicas saludables con tipo de piel I (siempre se quema, nunca se broncea) y II (por lo general se quema, se broncea mínimamente) en la escala de Fitzpatrick fueron asignadas aleatoriamente ya fuera a un grupo de intervención o un grupo de control. El grupo de intervención comió almendras, lo que representó 20% de su consumo calórico diario total (340 calorías por día en promedio), alrededor de 60 gramos por porción. El grupo de control comió un snack que no contenía nueces (una barra de higos, una barra de granola o pretzels). Se pidió a todas las participantes que no consumieran nueces durante el estudio (excepto a las personas del grupo de intervención) y que siguieran su consumo energético diario habitual. De 56 participantes que iniciaron el estudio, 49 mujeres lo completaron.

Propiedad Laura Osoyo
Propiedad Laura Osoyo

Se realizaron evaluaciones dermatológicas al inicio del estudio, a la semana 8, a la semana 16 y a la semana 24. Dichas evaluaciones incluyeron medición de arrugas faciales, pigmentación de la piel, pérdida de agua transepidérmica, hidratación de la piel y producción de sebo. 49 mujeres completaron el estudio.

Resultados:

El análisis de imágenes fotográficas mostró que el grupo que comió almendras presentó reducciones significativas en la severidad de las almendras, en un 15% a la semana 16 y en un 16% a la semana 24, en comparación con el grupo de control (P<0.05).
La intensidad promedio de pigmentación facial disminuyó 20% a la semana 16 en el grupo que comió almendras y permaneció igual en un 20% a la semana 24. No hubo mejora en la intensidad de pigmentación facial en el grupo de control.
No hubo cambios en la pérdida de agua transepidérmica en ningún momento en ninguno de los dos grupos.
Al final del estudio, hubo incrementos en la hidratación de la piel en las mejillas y la frente entre ambos grupos, en comparación con el inicio del estudio.
Ambos grupos mostraron un aumento significativo en la producción de sebo en las mejillas, pero solo aquellas en el grupo de control mostraron un aumento significativo en la tasa de secreción de sebo en la frente, con un aumento del 45% y del 155% a las semanas 16 y 24, respectivamente (p<0.05).
El peso corporal permaneció constante para los participantes tanto en el grupo de almendras como en el grupo de control desde el inicio hasta las 24 semanas.

Limitantes del estudio: Debido a que el estudio se limitó a 24 semanas, los resultados no brindan una visión a un plazo más largo ni de los efectos de comer almendras. Asimismo, las participantes del estudio eran mujeres postmenopáusicas con tipos de piel sensibles al sol tipo I y II en la escala de Fitzpatrick, por lo que los resultados no se pueden generalizar para poblaciones de mujeres más jóvenes, hombres o personas con tipo de piel con niveles más altos en la escala de Fitzpatrick. Y, a pesar de que los snacks en ambos grupos tenían las mismas calorías, no tenían la misma cantidad de macronutrientes.

Conclusión: Los resultados de este estudio sugieren que el consumo diario de almendras podría ser un contribuidor alimenticio efectivo para mejorar las arrugas faciales y reducir la pigmentación de la piel entre mujeres postmenopáusicas con tipos de piel I y II en la escala de Fitzpatrick. Nuevos estudios deberían expandir la población de estudio con participantes que sean más jóvenes y que tengan tipos de piel con niveles más altos en la escala de Fitzpatrick.

What do you think?

Written by Redaccion

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Loading…

0
Paro nacional de mujeres: El alcance e importancia de la creciente revolución feminista. Foto Twitter @Forbes_Mexico

Paro nacional de mujeres: El alcance e importancia de la creciente revolución feminista

AMLO amenaza con reformar la Constitución si su ley eléctrica encalla en los tribunales (centralfmonline.com)