in

Importancia del uso de bloqueadores solares

El sol nos brinda vitamina D, nos da vitalidad, energía y es bueno para nuestra salud, pero hay que tener cuidado con él. 

Existe una nueva conciencia pública de los efectos de la sobreexposición al sol. Los daños a corto plazo en la piel se presentan en forma de quemaduras solares, como por ejemplo, cuando vamos a la playa y nuestra piel se pone roja y comienza a arder. Pero también puede haber daños a largo plazo, como sucede en las personas que desarrollan cáncer de piel

Los bloqueadores solares nos brindan una protección ante la radiación UV-A y UV-B, ofreciéndonos alargar el tiempo que podemos pasar al aire libre sin sufrir algún tipo de quemadura. 

Pero, ¿Cómo es que funciona un bloqueador solar?, ¿Cómo sé cuál es el ideal para mí? En este artículo se explicarán varios puntos que debemos tener en cuenta antes de comprar un bloqueador solar. 

Para empezar, necesitamos conocer los 3 tipos de radiación ultravioleta que existen:

  • UV-A: es el tipo menos nocivo biológicamente, ya que corresponde a la región de baja energía, sin embargo, esto no significa que no pueda provocar daño, ya que puede causar quemaduras en la piel1.
  • UV-B: la sobreexposición a esta radiación provoca cáncer en la piel, así como una supresión del sistema inmune humano1.
  • UV-C: Esta se filtra en la atmósfera de la tierra, lo que significa que no llega a nosotros y por lo tanto, no provoca daño en los humanos1

Los humanos tenemos un mecanismo de protección natural contra los efectos de la exposición a los rayos UV. Este implica a un grupo de células especializadas llamadas melanocitos. Cuando la piel se irrita por la exposición a la luz UV estos producen un pigmento llamado melanina2,3. La presencia de melanina produce un aspecto bronceado en la piel, protegiéndola y absorbiendo la radiación ultravioleta. 

Aunque nuestro cuerpo posee un mecanismo contra los efectos de la radiación UV, en ciertos casos es necesaria la aplicación de bloqueador solar, como por ejemplo, en ciudades donde la radiación UV es muy alta (como en la bella ciudad del sol, ¡Hermosillo, Sonora!). 

Escogiendo un bloqueador solar: 

La eficacia de un protector solar se describe en la etiqueta como el “Factor de Protección Solar” o FPS, la cual es la energía UV necesaria para producir un mínimo de quemadura en la piel protegida4.  

Existen FPS desde 10 hasta más de 50, lo más recomendado son los de FPS 50+ ya que nos otorgan más protección.  La dosis a aplicar se puede medir en base a la duración de la exposición al sol. Por ejemplo, existen bloqueadores solares que los tienes que volver a aplicar cada 2 a 3 horas. 

La mayoría de nosotros hemos experimentado una quemadura solar, así como  también hemos confiado en algún bloqueador solar el cual no nos brindó ningún tipo de protección. En relación con lo anterior, otro aspecto importante a la hora de elegir nuestro bloqueador solar, es que tenga como ingrediente activo el óxido de zinc o dióxido de titanio, ya que son estos los que nos ofrecen la protección contra los rayos UV. Los salicilatos (derivados del ácido salicílico) tienden a tener un bajo coeficiente de absorción, por lo tanto, se necesita una mayor concentración para obtener la misma protección otorgada por una sustancia distinta. 

Por último, mi recomendación es que incluyamos el bloqueador solar en nuestra rutina de cuidado personal, aplicando la medida de 2 dedos en nuestra cara y rostro para proteger nuestra piel de los daños que puede provocar el sol. Además, también ayuda a proteger a la piel del envejecimiento prematuro y de las manchas. 

Univ. Alaníz Vásquez Gabriela
Colaborador de Publicaciones Médicas | Lic. en Químico Biólogo Clínico

Bibliografía:

  1. Baird, C. Environmental Chemistry; Freeman: New York, 1995
  2. Guyton, A. C.; Hall, J. E. Textbook of Medical Physiology, 9th ed.; Saunders: Philadelphia, 1996.
  3. Wilmott, J. M.; Duggan, M. C.; Znaidin, A. P. In Physician’s Guide to Sunscreens; Lowe, N. J., Ed.; Dekker: New York, 1991; Chapter 6.
  4. Dromgoole, S. H.; Maibach, H. I. In Physician’s Guide to Sunscreens; Lowe, N. J., Ed.; Dekker: New York, 1991; Chapter 8.

What do you think?

Written by ACEM UNISON

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Loading…

0

Hospital de Hermosillo ya tienen a Da Vinci (proyectopuente.com.mx)

Alertan por agresor sexual que ataca a doctores de Similares en Puebla (www.proceso.com.mx)