in

Síndrome de la piel escaldada: ¡Protege la salud de los niños!

Por Patel GK , Finlay AY en Dermas Info: https://dermas.info/?derma=sindrome-piel-escaldada-estafilococo

El “síndrome estafilocócico de la piel escaldada” es una infección de la piel de carácter agudo provocada por la bacteria Staphylococcus aureus. Afecta principalmente a niños menores de 5 años, sobre todo a recién nacidos y lactantes, sin embargo, adultos con insuficiencia renal o sistema inmune debilitado podrían padecerla.

S. aureus libera una toxina epidermolítica, exfoliatina o epidermolisina B, la cual ocasiona desprendimiento de la epidermis (la capa más superficial de la piel) y la formación de ampollas que le dan aspecto “escaldado” a la piel. La toxina antes mencionada actúa debajo del estrato granuloso (una de las capas de la epidermis) al afectar las desmogleínas-1, las cuales son componentes de los desmosomas, es decir, los puentes que mantienen unidas las células entre sí. Por lo tanto, las células de la piel se desprenden una vez que dichos puentes se rompen.

¿Cómo se presenta? Comienza con una infección primaria localizada en mucosas o piel, malestar general, irritabilidad y fiebre de 40°C. Dentro del cuadro clínico se distinguen 3 fases:

  1. Fase de eritema (enrojecimiento de la piel) generalizado: principalmente en tronco, mejillas, regiones perioral, perigenital y perianal.
  2. Fase escarlatiniforme: se forman ampollas que se extienden rápidamente, se rompen y dejan áreas extensas de la piel “desnudas”, que dan el aspecto de “gran quemado”. El paciente experimenta mucho dolor e hipersensibilidad.
  3. Fase de descamación fina y fisuras periorales.

Las tres fases se presentan en un lapso de 1 a 2 semanas y no dejan cicatrices, esto debido a que solamente la epidermis se ve afectada. A pesar de que se resuelve de manera espontánea, el padecimiento puede agravarse con desequilibrio de electrolitos, neumonía, septicemia y glomerulonefritis (inflamación de los “filtros” del riñón); por lo que no hay que subestimar los síntomas y buscar atención médica lo más pronto posible.  

¿Cómo se diagnostica? Principalmente mediante sospecha clínica, sin embargo, estudios complementarios como biopsia y cultivos de los sitios con posible infección primaria (nasofaringe, conjuntiva, ombligo, entre otros) permiten confirmar el diagnóstico. Además, las pruebas de laboratorio como la biometría hemática y el examen de electrolitos son útiles para conocer el estado del paciente. 

El tratamiento consiste en hospitalizar y aislar al paciente, controlar líquidos y electrolitos, administrar antibióticos para combatir la infección, y aplicar medidas para cuidar la piel (cremas y pomadas). Mediante el diagnóstico y tratamiento tempranos el pronóstico es muy bueno, la recuperación puede tardar de 5 a 7 días.

Ya que el sistema inmune de los recién nacidos y niños pequeños no es lo suficientemente fuerte, es muy importante que el personal que labora en los servicios de neonatología o maternidades, así como guarderías sigan las medidas de higiene adecuadas para prevenir brotes de esta enfermedad. 

Univ. Javier Alejandro Picos Contreras
Colaborador de Publicaciones Médicas | Lic. en Medicina

Bibliografía:

What do you think?

Written by ACEM UNISON

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Loading…

0
Gestiona Gobernadora Pavlovich apoyos para productores sonorenses ante Sader

Gestiona Pavlovich apoyos para productores sonorenses ante Sader

Crea C5i Sonora cultura de uso correcto del 9-1-1 entre niñas y niños

Crea C5i Sonora cultura de uso correcto del 9-1-1 entre niñas y niños