in

Un problema que afecta a mujeres y hombres: El machismo

El machismo es una ideología o una construcción sociocultural donde se adopta una actitud de superioridad del hombre hacia la mujer. El machismo dicta que los hombres deben ser agresivos, independientes y dominantes; mientras que las mujeres son débiles, dependientes y sumisas. Tradicionalmente, en México, se consideraba al hombre como aquel que tiene la autoridad en la familia y fuera su proveedor de recursos; y que la mujer se subordinaba a él, dedicándose a las tareas del hogar y al cuidado y crianza de los hijos (Moral, 2016). Entonces, la idea del machismo está ligada a que es legítimo imponer la autoridad sobre la mujer

     Estas relaciones históricas de desigualdad de género y el pensamiento de superioridad masculina, se asocian estrechamente a la violencia cometida en contra de las mujeres, siendo el machismo una de las principales causas de violencia contra ellas. En México, 66 de cada 100 mujeres han sufrido al menos un incidente de violencia de cualquier tipo (psicológica, económica y/o patrimonial, física o sexual). Asimismo, el 53 % de las mujeres de 15 años y más, han sufrido al menos un incidente de violencia por parte de agresores distintos a la pareja, mientras que el 43.9 % lo ha sufrido por parte de su pareja actual o última a lo largo de su relación (INEGI, 2020). 

     Es necesario recalcar que el machismo perjudica a las mujeres en diferentes situaciones, confinándolas al espacio doméstico e incluso, a la marginación del espacio público; además de la injusta distribución en los bienes sociales esenciales, como el ingreso económico, el empleo, la propiedad, la salud, educación y el daño a la integridad física; asimismo, se niega su autonomía y placer sexual. En otras palabras, se hace evidente la opresión sobre la mujer. 

     Pero además, el hombre también sufre efectos colaterales a causa del machismo dados los roles o estereotipos de género que deberían cumplir. Por ejemplo: el hombre es racional y no es vulnerable, son egoístas, valientes y para considerarse atractivos, deben ser físicamente fuertes. Incluso, se ha consagrado al órgano sexual masculino como el símbolo máximo de la virilidad, así que cuando un hombre considera que “no lo tiene lo suficientemente grande”, comienza a pensar que pierde valor ante otros hombres.

     De esta manera, es preocupante que el machismo se mantenga a través de años y años: dadas las consecuencias destructivas que tiene en la sociedad para ambos sexos. Entonces, ¿Cómo podemos contribuir a erradicar o atacar este problema?

      Una de las primeras recomendaciones que se proponen, es ver a la ideología del machismo como el problema, y no a los hombres directamente. Hay que considerar que este problema tiene raíces culturales muy profundas y resulta un tema bastantemente constante y que tanto hombres como mujeres deben unir fuerzas para construir una equidad de género y conseguir una igualdad social.

     Otra recomendación tanto para hombres como mujeres, es comenzar a sensibilizarse sobre el problema y visualizar las maneras en cómo se sigue haciendo práctica del machismo; tomar un momento para cuestionar y reflexionar el contexto familiar, social o cultural donde se han formado, a fin de reconocer o identificar las ideas o los tipos de comportamientos que se han adoptado a lo largo de la vida, para comenzar un proceso de deconstrucción.

     Asimismo, se propone crear redes o espacios de apoyo entre mujeres para contribuir a hacer visibles los contrastes y aspectos en los que se ven más desfavorecidas. Dichos espacios pueden fungir como auxiliares cuando se violenten sus derechos humanos, adoptando un sentido necesario de denuncia con el Estado y sus instituciones, para lograr que estos cumplan con su obligación de garantizar y proteger los derechos humanos de la mujer (Naciones Unidas, 2006).    

     Por último, aunque el cambio no se dé de un día para otro, el combate hacia el problema se considera necesario, iniciando por trabajar cada quien en uno mismo, a fin de lograr transformar la manera en cómo se crean lazos entre las personas, e incluso, solicitando ingresar a un grupo de reflexión o terapia con algún profesional en perspectiva de género que contribuya a su ayuda y sea clave para lo anterior. 

Univ. Yareli Berenice Báez Durán
Colaboradora de Publicaciones Médicas | Lic. en Trabajo Social

Bibliografía:

Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Panorama nacional sobre la situación de la violencia contra las mujeres. [Internet] México: INEGI, c2020. Disponible en: https://www.inegi.org.mx/contenido/productos/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/nueva_estruc/702825197124.pdf

Moral J., Ramos S. Machismo, victimización y perpetración en mujeres y hombres mexicanos. ECC [Internet] 2016 [citado 2021 Feb 25]; 22 (43): 37-66. Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/316/31646035003.pdf

Naciones Unidas. Poner fin a la violencia contra la mujer, de las palabras los hechos. [Internet] Publicación de las Naciones Unidas. 2006 [Citado 2021 Feb 26]. Disponible en: https://www.un.org/womenwatch/daw/vaw/publications/Spanish%20study.pdf

What do you think?

Written by ACEM UNISON

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Loading…

0
https://www.exVacunarán en automóvil en Estadio Sonora y Unison: Clausen Iberri

Vacunarán en automóvil en Estadio Sonora y Unison: Clausen Iberri

Registra Sonora tres fallecimientos por COVID-19 y 144 nuevos casos de la enfermedad en la entidad

Tres fallecimientos y 144 nuevos casos por COVID-19 en la entidad