in

El riesgo que acecha a niñas, niños y adolescentes: Grooming

La revolución digital llegó para generar una transformación en la sociedad. Ha modificado la manera en que se desarrolla la vida, pues ahora los hábitos, las costumbres, negocios y la manera en cómo se establecen las relaciones, giran en torno al mundo digital. Sin duda alguna esta nueva era ofrece bastantes oportunidades para aprovechar, pero por otro lado, también existen peligros que podrían presentarse y poner en riesgo la estabilidad y seguridad de sus usuarios. 

     Uno de los peligros que ha ido en incremento es el Grooming, el cual se caracteriza por el acoso ejercido de un adulto hacia una niña, niño o adolescente. El adulto utiliza una identidad falsa, ocultando su condición adulta y haciéndose pasar por alguien de edad similar a la víctima. Lo anterior se logra gracias a la facilidad que ofrecen las redes sociales (como Facebook, WhatsApp, Tik Tok, Instagram, entre otras) para crear lazos de amistad. Con el tiempo, el adulto logra un control emocional sobre sus víctimas, mismo que utiliza con la finalidad de obtener una satisfacción sexual; en la mayoría de los casos, para conseguir imágenes eróticas y/o pornográficas;  en otras situaciones, abusar sexualmente de ellos (SEMA, 2015).

     A continuación se detalla el modo en que opera el adulto, según la organización Save the Children;

  • Fase de la creación de un vínculo de confianza: el adulto busca hacer contacto para conocer los gustos y preferencias de la víctima, creando así un vínculo emocional donde se consolida la confianza obtenida de la niña, el niño o el adolescente. 
  • La siguiente fase es el aislamiento de la víctima: donde el agresor separa a la red de apoyo de la víctima (familia, amigos, docentes, etc.), dejándolos desprotegidos. 
  • Después sigue la valoración de los riesgos: donde asegura su posición y verifica que nadie más tenga acceso a los dispositivos que utiliza la víctima.
  • Tras lo anterior logra entrar en la fase de conversaciones sobre sexo: al sentirse con mayor confianza, empieza a introducir conversaciones sexuales de manera paulatina, para finalmente entrar en…
  • Las peticiones de naturaleza sexual: en esta última fase el acosador consigue, a través de técnicas de seducción, provocación, manipulación y/o chantaje, el envío de imágenes o vídeos de contenido sexual. 

     De acuerdo con el INEGI (2020), en México hay 74 millones de personas que se declararon usuarios de internet. De estos, 17.7 millones de personas de 12 años y más fueron víctimas de ciberacoso. Respecto a los rangos de edad, el estudio resalta que el 32.7 % de la población de mujeres de entre 12 a 19 años fue víctima de ciberacoso, mientras que para los hombres del mismo grupo de edad fue de 28.1%. De ese mismo estudio, se conoce que el 35.3% de las mujeres y el 31.6 % de los hombres, vivenciaron un contacto o amistad que resultó ser una identidad falsa. Es importante mencionar estos datos, pues dejan en evidencia que la problemática está presente entre quienes utilizan cualquier tipo de red social que permita la interacción entre dos o más personas, y que las consecuencias de esta forma delictiva de acoso varían de persona a persona; es decir, se pueden sufrir desde afectaciones de tipo psicológicas, debido a la manipulación; consecuencias sobre la privacidad, en caso que dichos contenidos sean publicados; y llegar hasta las de carácter físico, en el caso del abuso sexual.

     La mejor manera para actuar ante este peligro es la prevención. Crear diálogos entre padres e hijos para promover el uso responsable y seguro de las redes sociales, explicando los riesgos reales con los cuales pueden llegar a toparse. También es recomendable aprender en familia a manejar las nuevas tecnologías; alentando el ser cuidadoso con los datos personales que se publican en las plataformas. Asimismo, se recomienda hablar sobre autoprotección, planteando la necesidad de ser cuidadosos con lo que se publica en Internet y el comportamiento de responsabilidad, respeto y sentido común en las redes sociales. Además, se sugiere tratar temas sobre sexualidad saludable, para que ellos conozcan sobre su integridad sexual y detecten cuando se sientan atacados o se enfrenten a una situación de engaño como esta y busquen ayuda.  

     Y para quienes han sido víctimas de este abuso, hoy día existe la Ley Olimpia, que reconoce el Grooming como violencia digital y sanciona los delitos que violen la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales y difundan el contenido a sabiendas que no existe consentimiento.  

Univ. Yareli Berenice Báez Durán
Colaborador de Publicaciones Médicas | Lic. en Trabajo Social

Bibliografía:

Módulo Sobre Ciberacoso. (2020). Obtenido de INEGI:
https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/mociba/2019/doc/mociba2019_resultados.pdf 

Grooming, ¿qué es, cómo detectarlo y prevenirlo? (2019). Obtenido de Save the Children:
https://www.savethechildren.es/actualidad/grooming-que-es-como-detectarlo-y-prevenirlo  

Guía clínica sobre ciberacoso para profesionales de la salud. (2015). Obtenido de SEMA:
https://www.observatoriodelainfancia.es/ficherosoia/documentos/4514_d_Guia_Ciberacoso_Profesionales_Salud_FBlanco.pdf

What do you think?

Written by ACEM UNISON

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Loading…

0
Trabaja obras publicas para prevenir inundaciones

Trabaja obras publicas para prevenir inundaciones

Reconocen trabajo de prevención de SSP en colonias

Reconocen trabajo de prevención de SSP en colonias