Connect with us

Mundo

Colombia, Uruguay y Paraguay niegan apoyo a Maduro en cumbre de la Celac

Mario Abdo Benítez y Luis Lacalle cuestionaron la legitimidad democrática del presidente de Venezuela durante la cumbre de la Celac. Colombia rechazó la participación de Maduro en la cita.

Published

on

El presidente venezolano Nicolás Maduro protagonizó este sábado (18.09.2021) un enfrentamiento con sus pares de Paraguay y Uruguay, que cuestionaron su legitimidad democrática durante la VI cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se realiza en Ciudad de México.

“Le digo al presidente de Paraguay: ¡ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre la democracia en Paraguay, en Venezuela y América Latina!”, expresó Maduro en su discurso ante la plenaria de la Celac.

Presencia de Abdo Benítez no supone “reconocimiento” a Maduro

Momentos antes, el mandatario paraguayo Mario Abdo Benítez había advertido que su gobierno no ha cambiado de postura respecto a Venezuela, con la que rompió relaciones tras reconocer a Juan Guaidó cuando se autoproclamó presidente en 2019.

“Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de mi gobierno y creo es de caballeros decirlo de frente”, sostuvo en su intervención.

Uruguay ve con gravedad lo que ocurre en Venezuela

Por su parte, el presidente uruguayo Luis Lacalle afirmó que participar en la cumbre de la Celac no significaba ser “complaciente” con países donde “no hay una democracia plena”.

“Se utiliza el aparato represor para acallar las protestas, cuando se encarcelan opositores”, expresó Lacalle. Con “voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela”, apuntó sobre las denuncias de violaciones de los derechos humanos en esos países.

La Nota Completa en:

https://www.dw.com/es/colombia-uruguay-y-paraguay-niegan-apoyo-a-maduro-en-cumbre-de-la-celac/a-59227411

Leave your vote

Continue Reading

Mundo

Hallan a 3 polizones que viajaron 11 días en el timón de un enorme barco

Tres polizones son encontrados en el timón de un barco en las Islas Canarias luego de una travesía de 11 días en el mar desde Nigeria, informa el servicio español de Salvamento Marítimo

Published

on

Tres polizones fueron encontrados en el timón de un barco en las Islas Canarias luego de una travesía de 11 días en el mar desde Nigeria, informó el servicio español de Salvamento Marítimo.

Los hombres, que fueron hallados en el petrolero Alithini II en el puerto español de Las Palmas el lunes, mostraban síntomas de deshidratación e hipotermia y fueron trasladados a hospitales en la isla para recibir atención médica, indicó Salvamento Marítimo.

Los sobrevivientes eran de Nigeria, comentó la delegación del gobierno español en las Canarias a The Associated Press. Uno de ellos seguía hospitalizado el martes.

La agencia difundió una foto de los tres hombres sentados sobre el timón bajo el enorme casco del buque con los pies a pocos centímetros del agua.

El barco con pabellón de Malta salió el 17 de noviembre de Lagos, Nigeria, y llegó el lunes a Las Palmas, según el sitio web de monitoreo de barcos MarineTraffic. La distancia es de aproximadamente 4.600 kilómetros (2.800 millas).

Otras personas fueron descubiertas anteriormente aferradas a los timones mientras arriesgaban sus vidas para llegar a las islas españolas situadas frente al noroeste de África. Salvamento Marítimo ha atendido seis casos similares en los últimos dos años, según Sofía Hernández, que dirige el centro de coordinación del servicio en Las Palmas.

Los migrantes pueden buscar refugio dentro de la estructura en forma de caja que rodea el timón, explicó Hernández, pero siguen siendo vulnerables al mal tiempo y al mar agitado. “Es muy peligroso”, comentó a la AP.

La fluctuación del nivel de calado de un barco —la distancia vertical entre la línea de flotación y el fondo del casco— es otro peligro para estos polizones. Los niveles varían en función del peso de la carga a bordo.

“Estamos hablando que puede (haber) varios metros de diferencia. Esa parte podría estar perfectamente toda sumergida en el agua”, comentó Hernández.

En 2020, un joven nigeriano de 14 años fue entrevistado por el diario español El País luego de sobrevivir un viaje de dos semanas en el timón de un barco. También había zarpado de Lagos.

“No es la primera vez ni será la última”, tuiteó Txema Santana, periodista y asesora de migración del gobierno regional de las islas Canarias.

En casos como este, el dueño del buque generalmente es responsable de regresar a los polizones a su punto de partida, de acuerdo con la delegación del gobierno español que se encontraba en las Islas Canarias.

Miles de migrantes y refugiados del norte y oeste africano han llegado de manera esporádica a las Canarias en los últimos años. La mayoría inicia la peligrosa travesía del atlántico en buques sobrecargados que parten desde la costa de Marruecos, el Sahara occidental, Mauritania e incluso Senegal.

Más de 11.600 personas han llegado a las islas españolas este año, de acuerdo con cifras del Ministerio del Interior de España.

Nota Tomada de:

https://www.sandiegouniontribune.com/en-espanol/noticias/story/2022-11-29/encuentran-polizones-en-el-timon-de-un-barco-en-canarias

Leave your vote

Continue Reading

Mundo

Exclusiva AP: 13.000 aves marinas muertas influenza aviar en Perú

Más de 13.000 aves marinas, principalmente pelícanos, mueren en el Pacífico de Perú por influenza aviar y el recuento de contagios por esta enfermedad se extiende ya a una granja de aves en la costa norte del país sudamericano, indican a The Associated Press las autoridades

Published

on

Perú registra ya más de 13.000 aves marinas, principalmente pelícanos, muertas por influenza aviar y el recuento de noviembre de los contagios por esta enfermedad se extendió en la víspera a una granja de aves en la costa norte del país, indicaron el martes las autoridades.

El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) admitió a The Associated Press que se hallaron 10.257 pelícanos muertos (Pelecanus thagus), la mayoría en las islas guaneras frente a la costa peruana. También se levantaron 614 cadáveres de camanay (Sula nebouxii), 2.919 cuerpos de piqueros peruanos (Sula variegata), 61 cuerpos de guanay (Leucocarbo bougainvillii), 13 gaviotas y 25 zarcillos.

Una periodista de The Associated Press presenció el martes cómo trabajadores de limpieza del municipio de Santa María, un balneario de la costa del Pacífico en la zona sur de Lima, recogieron decenas de cuerpos de pelícanos que quedaron desperdigados en la arena.

Pese a la alerta sanitaria emitida la semana pasada para evitar el contagio de la influenza aviar tipo A, subtipo H5N1, hacia aves de granjas, las autoridades detectaron en la víspera un contagio en un predio de crianza de aves en la aldea Gallito, en la provincia costera Lambayeque, cerca de la zona en donde aparecieron los pelícanos.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) tiene la tesis de que los pelícanos hallados muertos en playas peruanas se contagiaron de la enfermedad a través de la gaviota de Franklin (Leucophaeus pipixcan) cuando pasó en su ruta desde Estados Unidos a la Patagonia.

La preocupación de las autoridades radica en que la enfermedad aumente su diseminación entre aves de granjas comerciales y aves de traspatio, que incluyen a los pavos, patos, pollos y gallos de pelea. La enfermedad llega en mal momento porque a fines de año la demanda de pavos crece en el país sudamericano por la llegada de las fiestas por Navidad y Año Nuevo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos indica en su sitio de internet que si bien no se han reportado casos en humanos ligados a este virus, no es descartable que infecte a personas y ocasione enfermedades graves.

La enfermedad es mortal para las aves, según el Senasa. Si llegara a granjas comerciales podría causar perjuicios considerables porque en Perú se producen alrededor de 720 millones de pollos por año y su carne es la preferida de los peruanos, según datos del ministerio de agricultura.

Nota Tomada de:

https://www.sandiegouniontribune.com/en-espanol/noticias/story/2022-11-29/exclusiva-ap-13-000-aves-marinas-muertas-influenza-en-peru

Leave your vote

Continue Reading

Mundo

Afganos drogan y venden a sus hijas para salvar a sus familias del hambre

Los afganos, acosados por el hambre, cuentan que también se ven obligados a vender riñones y a sus hijas para conseguir dinero para la comida.

Published

on

Algunos afganos dan a sus hijos hambrientos medicamentos para sedarlos; otros han vendido a sus hijas y sus órganos para sobrevivir. En el segundo invierno desde que los talibanes tomaron el poder y se congelaron los fondos extranjeros. Millones están a un paso de la hambruna.

“Nuestros hijos no paran de llorar y no duermen. No tenemos comida”, contó Abdul Wahab.

“Así que vamos a la farmacia, compramos pastillas y se las damos a nuestros hijos para que se sientan adormecidos”.

Vive a las afueras de Herat, la tercera ciudad más grande del país, en un asentamiento de miles de casitas de barro que ha crecido durante décadas, lleno de personas desplazadas y golpeadas por la guerra y los desastres naturales.

Abdul forma parte de un grupo de casi una docena de hombres que se reunieron a nuestro alrededor. Preguntamos cuántos daban medicamentos y drogas a sus hijos para sedarlos.

“Muchos, todos”, respondieron.

Ghulam Hazrat buscó en el bolsillo de su túnica y sacó una tira de pastillas. Eran de alprazolam, tranquilizantes que suelen recetarse para tratar los trastornos de ansiedad.

Ghulam tiene seis hijos, el más pequeño de un año. “Incluso se lo doy a él“, aseguró.

Otros nos mostraron tiras de pastillas de escitalopram y sertralina que decían dar a sus hijos. Suelen recetarse para tratar la depresión y la ansiedad.

Los médicos afirman que, cuando se administran a niños pequeños que no reciben una nutrición adecuada, estos fármacos pueden causar daños en el hígado, además de otros problemas como fatiga crónica y trastornos del sueño y del comportamiento.

Los hombres de esta zona de las afueras de Herat luchan por encontrar trabajo.

En una farmacia local, descubrimos que se pueden comprar cinco tabletas de los medicamentos que se utilizan por 10 afganis (unos 10 céntimos de dólar) o el precio de un trozo de pan.

La mayoría de las familias que conocimos se repartían unos pocos trozos de pan al día. Una mujer nos dijo que comían pan seco por la mañana y por la noche lo mojaban en agua para humedecerlo.

La ONU ha dicho que se está produciendo una “catástrofe” humanitaria en Afganistán.

Buena parte de los hombres de la zona de las afueras de Herat trabajan como jornaleros. Llevan una vida difícil desde hace años.

Pero cuando los talibanes tomaron el poder en agosto de 2021, sin que el nuevo gobierno de facto fuera reconocido internacionalmente, se congelaron los fondos extranjeros que llegaban a Afganistán, lo que provocó un colapso económico que dejó a muchos sin empleo.

En los raros días en que encuentran trabajo, ganan cerca 100 afganis, o algo más de 1 dólar.

En todos los lugares a los que fuimos, encontramos personas que se ven obligadas a tomar medidas extremas para salvar a sus familias del hambre.

Ammar (nombre ficticio) nos dijo que hace tres meses le operaron para extirparle un riñón y nos mostró una cicatriz de 20 centímetros -las marcas de los puntos aún están un poco rosadas- que le atraviesa el abdomen desde la parte delantera del cuerpo hasta la espalda.

Tiene unos veinte años, lo que debería haber sido la plenitud de su vida. Ocultamos su identidad para protegerlo.

“No tenía salida. Había oído que se podía vender un riñón en un hospital local. Fui allí y les dije que quería hacerlo. Unas semanas más tarde me llamaron por teléfono para pedirme que fuera al hospital”, cuenta.

“Me hicieron algunas pruebas y luego me inyectaron algo que me dejó inconsciente. Sentí miedo, pero no tenía otra opción”.

Ammar recibió unos 270.000 afganos (US$3.100). La mayor parte lo destinó a devolver el dinero que había pedido prestado para comprar comida para su familia.

“Si comemos una noche, no lo hacemos la siguiente. Después de vender mi riñón, me siento como si fuera media persona. Me siento desesperado. Si la vida sigue así, siento que podría morir”, afirmó.

La venta de órganos por dinero no es algo desconocido en Afganistán. Solía ocurrir incluso antes de la toma de posesión de los talibanes. Pero ahora, incluso después de tomar una decisión tan dolorosa, la gente se da cuenta de que sigue sin encontrar los medios para sobrevivir.

En una casa desnuda y fría conocimos a una joven madre que dijo haber vendido su riñón hace siete meses. También tenían que pagar una deuda: el dinero que habían pedido prestado para comprar un rebaño de ovejas. Los animales murieron en una inundación hace unos años y perdieron su medio de vida.

Los 240.000 afganos (US$2.700) que recibió por el riñón no son suficientes.

“Ahora nos vemos obligados a vender a nuestra hija de dos años. La gente a la que hemos pedido prestado nos acosa todos los días”, comentó.

“Me siento muy avergonzada de nuestra situación. A veces siento que es mejor morir que vivir así”, aseguró su marido.

Una y otra vez oímos hablar de personas que vendían a sus hijas.

“Vendí a mi hija de cinco años por 100.000 afganis”, afirmó Nizamuddin. Eso es menos de la mitad de lo que cuesta un riñón, según lo que encontramos sobre el terreno. Se mordió el labio y sus ojos se llenaron de lágrimas.

La dignidad con la que la gente de aquí llevaba su vida se ha roto por el hambre.

“Entendemos que va en contra de las leyes islámicas, y que estamos poniendo en peligro la vida de nuestros hijos, pero no hay otra manera”, dijo Abdul Ghafar, uno de los jefes de la comunidad.

Nazia sigue viviendo con su familia, pero ha sido vendida para casarse a los 14 años.

En un hogar conocimos a Nazia, de cuatro años, una niña alegre que ponía caras divertidas mientras jugaba con su hermano Shamshullah, de 18 meses.

“No tenemos dinero para comprar comida, así que anuncié en la mezquita local que quiero vender a mi hija”, explicó su padre Hazratullah.

Nazia fue vendida para casarse con un chico de una familia de la provincia sureña de Kandahar. A los 14 años, será enviada lejos. Hasta ahora Hazratullah ha recibido dos pagos por ella.

“Utilicé la mayor parte para comprar comida y una parte para medicinas para mi hijo menor. Míralo, está desnutrido”, dijo Hazratullah, levantando la camisa de Shamsullah para mostrarnos su vientre hinchado.

El asombroso aumento de las tasas de desnutrición es una prueba del impacto que el hambre ya está teniendo en los niños menores de cinco años en Afganistán.

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha visto cómo la tasa de ingresos en sus instalaciones para tratar la desnutrición ha aumentado hasta 47% este año respecto al anterior.

El centro de alimentación de MSF en Herat es el único bien equipado que atiende no solo a Herat, sino también a las provincias vecinas de Ghor y Badghis, donde las tasas de desnutrición han aumentado 55% en el último año.

Desde el año pasado, han aumentado el número de camas para hacer frente al número de niños enfermos que esperan ser admitidos. Aun así, las instalaciones están siempre llenas. Cada vez más, los niños que llegan tienen que ser tratados por más de una enfermedad.

Omid está desnutrido y tiene una hernia y sepsis. A los 14 meses, solo pesa 4 kg. Los médicos nos dijeron que un bebé normal a esa edad pesaría al menos 6,6 kg. Su madre, Aamna, tuvo que pedir dinero prestado para ir al hospital cuando el niño empezó a vomitar.

Preguntamos a Hameedullah Motawakil, portavoz del gobierno provincial de los talibanes en Herat, qué están haciendo para combatir el hambre.

“La situación es consecuencia de las sanciones internacionales impuestas a Afganistán y de la congelación de los activos afganos. Nuestro gobierno está tratando de identificar cuántos son los necesitados. Muchos mienten sobre sus condiciones porque creen que pueden recibir ayuda”, afirmó. Una postura que defiende a pesar de que hemos visto pruebas abrumadoras de lo mala que es la situación.

También aseguró que los talibanes estaban intentando crear puestos de trabajo. “Queremos abrir minas de hierro y un proyecto de gasoducto”.

Es poco probable que eso ocurra pronto.

La gente nos dijo que se sentía abandonada por el gobierno talibán y por la comunidad internacional.

El hambre es un asesino lento y silencioso. Sus efectos no siempre son visibles de inmediato.

Lejos de la atención del mundo, es posible que la magnitud de la crisis en Afganistán nunca salga a la luz, porque nadie lleva la cuenta.

Nota Tomada de:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-63738481?at_ptr_name=facebook_page&at_link_id=5EA1D050-6FA3-11ED-BE5F-6B69FC756850&at_campaign=Social_Flow&at_campaign_type=owned&at_bbc_team=editorial&at_medium=social&at_link_type=web_link&at_link_origin=BBC_News_Mundo&at_format=link&fbclid=IwAR27oCOE_K7RpLk0OcZw_SeJZR6ujXKbHKTeFDauHdW7vDoffaFJTxmtSIc

Leave your vote

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.