junio 7, 2022
Un minuto de lectura

El "narcopacto electoral" entre la familia de “El Chapo” y MORENA

Durante los comicios para ganar la gubernatura del estado de Sinaloa y algunas presidencias municipales, llevados a cabo en 2021, integrantes del partido oficial Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) hicieron un “narcopacto electoral” con Iván Archivaldo Guzmán Salazar, alias “El Chapito”, hijo del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera. Este, junto con sus hermanos “Los Chapitos”, comanda una de las facciones del Cartel de Sinaloa, así como con sus tíos, Aureliano y Miguel Ángel Guzmán Loera, también involucrados en narcotráfico.

Así lo afirman fuentes directas que conocen de primera mano los hechos y lo corroboran personas que han formado parte del equipo cercano del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quienes aseguran no desconoce ni desaprueba dicho acuerdo.

El propósito del acuerdo fue que los hijos y hermanos de “El Chapo” se sumaran a la bendición dada por Ismael Zambada García, el líder máximo del CS, y ayudaran a que Rubén Rocha Moya, candidato de MORENA-Partido Sinaloense (PAS), ganara la gubernatura de Sinaloa en los comicios llevados a cabo el 6 de junio de 2021, y que apoyaran a candidatos de la misma alianza en otras posiciones.

Con el fin de que la familia de “El Chapo” operara en la elección, se realizaron reuniones claves con morenistas: al menos dos con Iván, considerado líder de “Los Chapitos”, llevadas a cabo en Culiacán. Y al menos una con “El Guano” y “El Mudo”, llevada a cabo en La Tuna, Badiraguato, en la casa de Consuelo Loera, la mamá de Joaquín Guzmán Loera, a quien AMLO saludó personalmente en Badiraguato, Sinaloa, en 2020, durante los peores momentos de la pandemia de COVID-19.

La condición de “Los Chapitos” y sus tíos para ayudar a MORENA fue que se frenara cualquier persecución y órdenes de captura con fines de extradición. Un año después AMLO ha pedido públicamente que el “Triángulo dorado”-como se conoce desde hace décadas al vértice formado entre Sinaloa, Durango y Chihuahua, donde han germinado los grupos de narcotraficantes más poderosos y sangrientos, y uno de los principales centro de producción mundial de heroína- sea ahora llamado “Triángulo de las personas buenas y trabajadoras”.

Fuentes de información que tuvieron datos precisos de esos acuerdos afirman que el narcopacto electoral se pondría en práctica de nuevo en las elecciones del domingo 5 de junio, en las que están en juego seis gubernaturas y sus respectivos ayuntamientos y congresos locales: Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas.

Nota Completa en:

https://www.dw.com/es/el-narcopacto-electoral-entre-los-hijos-y-hermanos-de-el-chapo-con-morena/a-62030598

Noticia anterior

México propondrá en Cumbre de las Américas inversión en Centroamérica para atajar la migración

Siguiente noticia

EE.UU. "en alerta" ante posibles ataques extremistas

Recientes de Blog

Ir aarriba

Don't Miss