septiembre 12, 2021
Un minuto de lectura

Vecinos del cerro Chiquihuite: “Cayeron piedras esta misma semana y no hicieron nada”

No había quién calmara a Sara López este viernes cuando, ya de noche, un militar le dijo el nombre de una de las víctimas del deslave del cerro Chiquihuite: María Martínez. “¡Era amiga de la familia de toda la vida!”, sollozaba la mujer, que había dejado su casa en la tarde ante el peligro de nuevos derrumbes. “¿Es seguro que es ella?”, le preguntaba al militar, integrante del Equipo de Respuesta Inmediata a Emergencias o Desastres del Ejército (ERIED). El militar contestó que sí.

Acompañada de su hija, López, de 51 años, inició entonces una diatriba sobre la soledad de los vecinos del cerro, abandonados por las autoridades del Estado y de Tlalnepantla, su municipio, atendidos solo cuando la tragedia es real y definitiva. “Esta misma semana cayeron piedras. El martes fue. Llamamos, reportamos y no hicieron nada. Siempre es lo mismo”, protestaba la mujer frente al sargento del ERIED, que le daba la razón mientras apuraba un taquito de pollo con huevo, antes de volver al trabajo en el deslave.

Cientos de integrantes de otros tantos equipos de rescate -de Cruz Roja, de Protección Civil municipal y estatal, de la Policía, de los benditos y sísmicos Topos- hacían turnos en la falda del Chiquihuite, buscando supervivientes de la avalancha de tierra y piedras de la mañana. Pasada las 13.00 del viernes, toneladas de roca se desprendieron de la ladera del Chiquihuite, cayendo sobre las filas de casas más altas, aplastando varias viviendas y sus ocupantes. Hasta este sábado por la mañana, las autoridades cuentan al menos dos muertos y 10 desaparecidos.

Los equipos de rescate trabajaban a destajo. Mientras unos sacan piedras y auscultaban el desastre, los demás retomaban fuerzas. El Gobierno del Estado ha anunciado el desalojo de al menos 80 familias como medida de prevención. El municipio ha habilitado varios albergues para alojar a los vecinos. La tragedia cierra así una semana terrible en el centro del país, después de las inundaciones en Tula, en el Estado de Hidalgo, que dejaron 17 muertos en un hospital o la tromba de agua que mató a dos personas en Ecatepec.

La Nota Completa en:

https://elpais.com/mexico/2021-09-11/vecinos-del-cerro-chiquihuite-cayeron-piedras-esta-misma-semana-y-no-hicieron-nada.html

Noticia anterior

Checo Pérez deja escapar el podio en Monza

Siguiente noticia

Tormenta Nicholas podría convertirse en huracán cerca del Golfo de México

Recientes de Blog

Inicia la tercera onda de calor en México

Inicia la tercera onda de calor en México

Hoy, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) anunció el inicio de la tercera onda de calor de la temporada, impulsada por una circulación anticiclónica en niveles medios de la atmósfera establecida sobre
Ir aarriba