Connect with us

Salud

Por qué sigue la tos después de recuperarte de covid?

La tos puede persistir durante semanas o meses después de que la infección por coronavirus haya desaparecido. Te contamos qué puedes hacer.

Published

on

La tos es un síntoma socialmente incómodo, particularmente desde que llegó la pandemia de covid-19.

El problema es que la tos puede persistir durante semanas o meses después de que la infección por coronavirus haya desaparecido.

Alrededor del 2,5% de las personas siguen tosiendo un año después de haberse infectado con covid.

Una tos recurrente puede socavar tu capacidad para trabajar, dejarte con facturas médicas y provocar aislamiento de situaciones sociales porque no querer que otros crean que estás propagando covid.

Como médico de cabecera, tengo pacientes que preguntan si hay algo que pueda curar su tos post-covid.

Esto es lo que les respondo.

La tos es un reflejo causado por la reacción de unos receptores que tenemos en la parte posterior de nuestras gargantas.

¿Qué causa la tos cuando te enfermas con covid-19?

No es sorprendente que el covid provoque tos, porque el virus afecta nuestro tracto respiratorio, desde nuestras fosas nasales hasta nuestros pulmones.

La tos es una de las formas en las que el cuerpo se deshace de irritantes no deseados como virus, polvo o mucosidad.

Cuando detecta algo “extraño” en el tracto respiratorio, se activa un reflejo para provocar tos tratando de eliminar el irritante.

Lo que sucede es que aunque este es un mecanismo de protección efectivo, también es la forma en que se propaga el virus del covid.

Y esta es una de las razones por las que el virus ha viajado de manera tan efectiva y rápida por todo el mundo.

Nota Completa en:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-62113291

La tos puede persistir durante semanas o meses después de que la infección por coronavirus haya desaparecido. Te contamos qué puedes hacer.

Leave your vote

This post was created with our nice and easy submission form. Create your post!

Continue Reading

Ciencia

El cambio climático agravaría más de la mitad de las enfermedades infecciosas

Más de 200 enfermedades infecciosas se han visto agravadas por los efectos del cambio climático. El calentamiento aumenta la zona en la que actúan los organismos que transmiten enfermedades, como el dengue y la malaria.

Published

on

Los peligros climáticos han agravado, en algún momento de la historia, el 58 por ciento de las enfermedades infecciosas humanas, según un estudio publicado en Nature Climate Change, que constata que el cambio climático continuado conlleva riesgos para la salud humana.

“Los peligros climáticos son demasiado numerosos para que la sociedad se adapte de forma integral, lo que pone de manifiesto la necesidad urgente de trabajar en el origen del problema: la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”, señalan los autores en su artículo.

Está relativamente bien aceptado que el cambio climático puede afectar a las enfermedades patógenas humanas, relatan los investigadores liderados por Camilo Mora, de la Universidad de Hawai; sin embargo, el alcance total de este riesgo sigue estando, advierten, mal cuantificado.

Hasta ahora, los estudios se han centrado principalmente en grupos específicos de patógenos (por ejemplo, bacterias o virus), en la respuesta a determinados peligros (olas de calor o aumento de las inundaciones) o en los tipos de transmisión (por ejemplo, de origen alimentario o hídrico).

Pero se desconoce la amenaza total para la humanidad en el contexto del cambio climático y las enfermedades.

En un día en el que las muertes diarias por COVID-19 alcanzaron un récord, Bangladesh alcanzó otro sombrío hito cuando 143 personas fueron hospitalizadas por la fiebre del dengue transmitida por el mosquito en 24 horas, la mayor cantidad en un solo día (julio, 2021).

Antecedentes lo comprueban

Para avanzar en este sentido, los investigadores revisaron más de 70.000 artículos de la literatura científica, revelando 3.213 casos empíricos que vinculan enfermedades patogénicas humanas únicas con diez amenazas climáticas, como el calentamiento, las inundaciones o la sequía.

En total, los autores encontraron que el 58 por ciento (218 de 375) de las enfermedades infecciosas documentadas a las que se enfrenta la humanidad en todo el mundo se han visto agravadas en algún momento por riesgos asociados al cambio climático y el 16 por ciento disminuidas.

Si bien numerosos factores biológicos, ecológicos, ambientales y sociales contribuyen a la aparición exitosa de una enfermedad patógena humana, en el nivel más básico depende de que un patógeno y una persona entren en contacto y que el grado de resistencia de los individuos disminuya o que el patógeno se fortalezca por un peligro climático.

Esos riesgos incluyen aquellos que facilitan el acercamiento entre patógenos y personas; por ejemplo, el calentamiento aumenta la zona en la que actúan los organismos que transmiten enfermedades, como la de Lyme, el dengue y la malaria.

El virus de Lassa es un virus de ARN que causa fiebre hemorrágica. Se transmite al hombre a través de la orina de las ratas.

Por otro lado, están aquellos problemas climáticos que acercan personas a los patógenos. Por ejemplo, las tormentas, las inundaciones y el aumento del nivel del mar provocan desplazamientos humanos implicados en casos de fiebre de Lassa (enfermedad vírica hemorrágica aguda) o con la enfermedad del leginario (infección pulmonaria grave).

El estudio también ve peligros en los cambios del uso de la tierra facilitados por la invasión humana, lo que ha aproximado a las personas a vectores y patógenos ocasionando, por ejemplo brotes de enfermedades como el ébola.

El riesgo aumenta

El análisis observó asimismo que los cambios en las precipitaciones y la temperatura afectan a las reuniones sociales humanas y a la transmisibilidad de virus como el de la gripe y COVID-19.

Es posible, escriben los autores, que el calor extremo obligue a las personas a permanecer en el interior, lo que puede aumentar el riesgo de transmisión, especialmente cuando se combina con una ventilación deficiente.

Los científicos concluyen que estos hallazgos revelan vías únicas en las que los peligros climáticos pueden provocar enfermedades, lo que subraya la limitada capacidad de adaptación de la sociedad y pone de relieve la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Nota Tomada de:

https://www.dw.com/es/el-cambio-clim%C3%A1tico-puede-agravar-m%C3%A1s-de-la-mitad-de-las-enfermedades-infecciosas-seg%C3%BAn-estudio/a-62746883

Leave your vote

This post was created with our nice and easy submission form. Create your post!

Continue Reading

Mexico

Tostadas Charras no son aptas para niños, advierte revista del Consumidor

Entre sus ingredientes se enceuntra la tartrazina, que puede causar problemas de hiperactividad en niños y Trastorno de Déficit de Atención (TDA)

Published

on

Las tostadas de la marca Charras no son aptas para el consumo en niños debido a que contienen como aditivo un colorante altamente alergénico que puede ocasionar hiperactividad en los menores de edad, advirtió la revista del Poder del Consumidor en su edición de agosto.

La publicación hizo pública la radiografía de este producto fabricado en el estado de Guanajuato y distribuido en todo el paós, en la que señala que contiene colorantes artificiales amarillo 6 y 5, ambos altamente alergénicos, especialmente, la tartrazina y relacionados con el desarrollo de hiperactividad en niños.

Sus ingredientes incluyem harina de maíz nixtamalizada, aceite vegetal, sal de mar, ácido cítrico, dióxido de silicio, FD&C amarillo 6 y FD&C amarillo 5 (tartrazina).

Se desconoce qué tipo de aceite contiene, pero se asume que sea vegetal alto en grasa saturada, ya que el producto contiene grasa saturada.

El producto es de consumo cotidiano y se le considera un alimento, por lo que los consumidores jamás imaginarían que contiene colorantes dañinos, señala la publicación.

La tartrazina (amarillo 5) y amarillo ocaso (amarillo 6) son colorantes derivados del petróleo, que impactan negativamente la conducta de menores de edad, induciendo hiperactividad y déficit de atención, ademnás de que son altamente alergénicos.

También incluye como aditivo dióxido de silicio, que en grandes dosis o exposición directa puede provocar silicosis, es decir, cicatrices en los alvéolos, las que pueden impedir que el oxígeno llegue a la sangre y dificultar la respiración.

Dependiendo del grado de hipersensibilidad, puede causar la muerte.

Además, afecta la diferenciación neuronal y el funcionamiento de las mitocondrias, advierte la publicación.

Las Tostadas Charras son populares en México, porque en la cocina mexicana existe una gran variedad de platillos en los que se utilizan como base.

Para la población mexicana la tostada es un alimento de uso cotidiano que prácticamente se encuentra en casi todas las casas.

El eslogan de este producto es: “Mucho más que una tostada, somos el real sabor mexicano”.

La revista Poder del Consumidor considera preocupante que un producto tan común en la dieta contenga colorantes que afectan a los niños y niñas, y un aditivo perjudicial para la salud al consumirse en exceso, sin contar las cantidades elevadas de calorías, sodio y grasa saturada.

Este producto es una deformación de lo que sería una tostada natural, ya que el maíz es naturalmente bajo en sodio, bajo en grasa y no contiene químicos, señala.

Agrega que paquete al menos debería contener una leyenda precautoria para aquellos que son sensibles a la tartrazina, y para niños y personas que presentan trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA).

El Poder del Consumidor es una asociación civil sin fines de lucro que trabaja en la defensa de tus derechos como consumidor.

Las actividades de la organización incluyen el estudio de productos, de servicios y de políticas públicas, la vigilancia del desempeño de las empresas, la identificación de opciones favorables para los consumidores y la denuncia de las prácticas que afectan sus derechos.

Nota Tomada de:

https://www.eluniversalpuebla.com.mx/economia-y-negocios/tostadas-charras-no-son-aptas-para-ninos-advierte-revista-del-consumidor

Leave your vote

This post was created with our nice and easy submission form. Create your post!

Continue Reading

Salud

¿Dolor de espalda? Nuevo estudio ofrece guía útil de medicación

La medicación debe utilizarse junto con la fisioterapia, los regímenes de ejercicio y el tratamiento del proceso de la enfermedad degenerativa subyacente y la enfermedad médica.

Published

on

Un número cada vez mayor de personas mayores padece dolor de columna. Aunque los medicamentos son cruciales para el tratamiento del dolor, los pacientes geriátricos no pueden utilizarlos en exceso debido a la disminución de la función hepática y renal, las enfermedades comórbidas y la polifarmacia (el uso simultáneo de múltiples fármacos para tratar afecciones médicas).

Ahora, un estudio de revisión de la Universidad de Boston (Estados Unidos) ha desvelado que el paracetamol es seguro en adultos mayores, pero los antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno) son más efectivos para el dolor relacionado con la columna.

Además, los medicamentos para el dolor nervioso (gabapentina y pregabalina) se pueden usar en personas mayores, con precaución en cuanto a la dosis y la función renal. Los antidepresivos más nuevos (duloxetina) más que los más antiguos (nortriptilina) pueden ayudar con el dolor relacionado con la columna, prestando atención a la posible sedación y mareos.


“Guía de medicamentos útil”

“La mayoría de las personas mayores experimentan dolor de cuello o de espalda baja en algún momento, lo suficientemente molesto como para ver a su médico. Nuestros hallazgos brindan una guía de medicamentos útil para que los médicos la usen para el dolor de columna en una población de mayor edad que puede tener un historial médico complejo”, ha explicado el autor Michael Perloff.

En definitiva, han observado que los analgésicos gabapentina y pregabalina pueden causar mareos o dificultad para caminar, pero pueden tener algún beneficio para el dolor de los nervios del cuello y la espalda (como la ciática) en adultos mayores. Deben usarse en dosis más bajas con ajustes de dosis más pequeños.

En el caso de algunos relajantes musculares, como carisoprodol, clorzoxazona, ciclobenzaprina, metaxalona, metocarbamol y orfenadrina, se evitan en adultos mayores debido al riesgo de sedación y caídas. Otros (tizanidina, baclofeno, dantroleno) pueden ser útiles para el dolor de cuello y espalda, con mayor evidencia para la tizanidina y el baclofeno. Estos deben usarse en dosis reducidas, evitando la tizanidina con enfermedad hepática y reduciendo la dosis de baclofeno con enfermedad renal.

Nota Tomada de:

https://www.dw.com/es/cu%C3%A1l-es-la-mejor-manera-de-tratar-el-dolor-de-espalda-nuevo-estudio-ofrece-gu%C3%ADa-%C3%BAtil-de-medicaci%C3%B3n/a-62723442

Leave your vote

This post was created with our nice and easy submission form. Create your post!

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.